El Ministerio de Cultura declaró como Patrimonio Cultural de la Nación la danza Unucajas en el distrito de Azángaro, provincia de Azángaro (Puno), por ser considerada una manifestación característica de dicha localidad, que está profundamente asociada a la renovación del ciclo vital social y agrícola.

Según la Resolución Viceministerial N° 196-2019-VMPCIC-MC, publicada hoy en el diario oficial “El Peruano”, esta manifestación cultural también resalta el valor identitario que está inscrito en la historia de lucha y resistencia cultural del pueblo de Azángaro.

Esta danza se representa durante la celebración de la Fiesta de San Juan de Salinas en Azángaro, el 20 enero o carnaval chico, y durante la semana de carnavales que tiene lugar entre los meses de febrero y marzo. También es representada en una variedad de concursos de danzas tradicionales de alcance distrital, provincial y regional.

La danza Unucajas de Azángaro es ejecutada por los habitantes de los distritos de Azángaro, Asillo y San José que integran los conjuntos de más antigüedad; asimismo se han identificado conjuntos de Unucajas en el distrito aledaño de José Domingo Choquehuanca.

Es importante recalcar que, al igual que los varones, las mujeres también llevan cruzada sobre el pecho una lliclla o manta, así como dos warakas u hondas con adornos de borlas de lana blanca. Su vestimenta es hecha por los propios danzantes, lo cual contribuye a la salvaguardia y a la continuidad de conocimientos tradicionales relacionados a la transformación de la lana en la zona.

Las comparsas de danzantes son acompañadas por músicos que interpretan los pinquillos y unucajas; el unucaja, también conocido como tinti, caja o tambora; es un instrumento de percusión hecho de madera, triplay o latón, y parches de cuero sujetados con pasadores del mismo material; el pinquillo o pinkillo, es un instrumento melódico similar a una flauta que está hecha de trozos de caña hueca y madura, lleva un tapón que recubre el agujero superior del instrumento para dar forma al canal de insuflación.

IMPORTANTE

Los bailarines llevan una bandera blanca, elemento que es común de todos los participantes de la danza Unucajas, a excepción de los músicos. De acuerdo a la interpretación local, se trata de un símbolo de paz que sigue al conflicto.

Según el XII Censo Nacional de Población del 2017, realizado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la población de Azángaro asciende a 110 392 habitantes, de la cual el 69.6% habita en la zona rural y el 30.4% en la zona urbana.

Asimismo, según el Directorio de Comunidades Nativas y Campesinas 2017 elaborado y publicado por el INEI, la provincia de Azángaro es la que alberga la mayor cantidad de comunidades campesinas en el departamento de Puno, sumando un total de 267 habitadas por población indígena.