La Universidad Nacional del Altiplano (UNA) de Puno, viene realizando las coordinaciones necesarias con diferentes autoridades y entidades, a fin de concretizar la apertura de filiales en las provincias de Azángaro y El Collao, informó el rector de esta casa de estudios, Héctor Calumani.

“La apertura de filiales en ambas provincias, es iniciativa de la congresista Irene Carcausto, y el Consejo Universitario ya aprobó el inicio de las gestiones para implementar dichas sucursales”, dijo, al tiempo de indicar que la UNA Puno trabajará la parte académica dentro de los criterios de calidad establecidos para una universidad con licenciamiento.

Señaló que los alcaldes de El Collao y Azángaro, se comprometieron a gestionar la infraestructura necesaria y otros componentes, como el equipamiento, mientras que la parlamentaria puneña realizará las coordinaciones con el Ministerio de Educación y la Sunedu para garantizar el presupuesto y su funcionamiento por un periodo de cinco años.

“Toda gestión va a tener que ser autorizada por la Sunedu, ya que la UNA es una universidad licenciada y se deben cumplir los estándares mínimos de calidad en las nuevas filiales”, sostuvo