El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) reportó un incremento de incendios forestales en la región de Puno. Las provincias más afectadas son Sandia y Carabaya, con 485 focos de calor, que en algunos casos derivaron en dichas emergencias tras la expansión del fuego.
Serfor precisó que, en tan solo quince días, Puno alcanzó una cifra antes no registra de 606 focos de calor a nivel nacional. Por ejemplo, Sandia registró 415 y Carabaya, 70. Dichas zonas conforman la zona amazónica de la región puneña y son áreas colindantes con Madre de Dios.
De acuerdo a la entidad adscrita al Ministerio de Agricultura, la causa de los incendios forestales sería la quema de desperdicios agrícolas. Especialistas argumentaron que, durante las dos primeras semanas de octubre, Sandia tuvo afectaciones en 76 hectáreas de bosques y cultivos agrícolas. Algunos distritos de esta provincia que resultaron con daños son San Juan del Oro y San Pedro de Putina.
La entidad mostró su preocupación debido a que la provincia de Sandia junto a Carabaya representan el 23.1% del territorio de Puno. En ellas se encuentran cerca de 3.000 especies de flora y fauna de gran diversidad, como son el oso andino, el jaguar, peces, anfibios, reptiles, entre otros.
Ante ello, representantes de diversas instituciones que conforman la plataforma regional de Defensa Civil se reunieron y determinaron acciones de respuesta frente a estos incendios. Entre las medidas se encuentran la conformación de grupos de trabajo para la intervención de brigadas, la identificación de los causantes de los incendios y otros. Las instituciones que integran esta plataforma son el Gobierno Regional de Puno, Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), el Ejército del Perú, la Policía Nacional, el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, Senamhi, Serfor, Sernanp, entre otras