Empero, los empresarios todavía se oponen a ceder ante los reclamos de las rondas campesinas y otras organizaciones.

El proceso de diálogo que se había iniciado la semana pasada en el distrito de San Gabán, entre los representantes de la empresa Hydro Global (que se encarga de construir la hidroeléctrica San Gabán III) y la población local fue interrumpido ayer, puesto que la empresa de capitales chinos optó por ya no asistir a la cita.

Para la víspera estuvo programada la continuación de la mesa de diálogo que tenía por objetivo concluir en la firma de un convenio marco entre la Municipalidad Distrital de San Gabán y la empresa Hydro Global para lograr beneficios comunes.

No obstante, Hydro Global solamente envió a un emisario, quien fue el encargado de comunicar que la empresa estaría en proceso de reestructuración, por lo que cualquier diálogo habría quedado en suspenso.

Esta nueva decisión empresarial ha molestado a los vecinos, quienes al cierre de la edición evaluaban la posibilidad de reanudar una protesta que se interrumpió la semana pasada, con la instalación de la mesa de diálogo.

El alcalde del distrito de San Gabán, Eustalín Yanqui, informó que oficiaría a la empresa Hydro Global para precisar una nueva cita, pero hay desconfianza, puesto que la única información oficial de ahora es que los chinos se encuentran en reestructuración.

PEDIDOS. Los pobladores de San Gabán reclaman atención de proyectos para el medio ambiente, salud, educación y servicios básicos, además piden que puedan ser partícipes de las utilidades de la compañía, una vez que esta se ponga en operaciones.

Empero, los empresarios todavía se oponen a ceder ante los reclamos de las rondas campesinas y otras organizaciones.

Por ahora, hay incertidumbre en la continuidad de las reuniones.

Cabe recordar que Hydro Global Perú suscribió el convenio para el financiamiento de la Central Hidroeléctrica San Gabán III, por US$ 438 millones, con el Banco de Desarrollo de China (China Development Bank).