“Todos tenemos derecho a una atención de calidad en salud. El personal médico debe atender bien en todas las personas sin distinción alguna” recordó el jefe de la Oficina Defensorial de Puno, Jacinto Ticona, a 670 integrantes de las rondas campesinas y pobladores de los distritos de Potoni, Phara, Limbani, Crucero, Patambuco y San Antón.

En el Décimo Encuentro de Rondas Campesinas de la Cuenca Aricoma, desarrollado en Potoni a cuatro horas de la ciudad de Puno, la mayoría de sus participantes se identificaron con el idioma quechua; Jacinto Ticona resaltó que los miembros de pueblos originarios, como son los quechua hablantes, tiene el derecho a ser atendidos en el marco de la salud intercultural.
Además, se aclaró que, para ser intervenidos quirúrgicamente, previamente, debemos dar nuestro consentimiento. Y, una vez atendido en un hospital o centro de salud, el paciente tiene derecho a tener una copia de su historia clínica, en tanto advirtió que una tercera persona no puede pedir el historial, es personal.

El paciente también tiene derecho a ser informado con la verdad, de manera oportuna y completa. “El personal médico, debe explicarnos bien sobre el diagnóstico, para saber que mal padecemos, qué medicamentos debemos usar, cómo tomar esos medicamentos” dijo.

Por ultimo, “la certificación médica por violencia familiar es gratuita, no se paga” precisó dicho profesional.
Pidió a los ronderos y ronderas estar atentos a alguna afectación de estos derechos, y comunicar inmediatamente a la Defensoría del Pueblo para la intervención correspondiente.