Tras el allanamiento e incautación de bienes a integrantes de “La culebra del norte”, el director de la Macro Región Policial Madre Dios – Puno, Roger Tello Ramírez, estimó que el valor de lo decomisado supera los S/ 12 millones de soles.

La autoridad policial, dijo que se retuvo a dos camiones F12, un ómnibus, tres camionetas, S/18 mil en efectivo, 13 mil dólares y 13 mil bolivianos; además de pirotécnicos, ladrillos, zapatos y otros artículos que continúan siendo contabilizados. “Dada la cantidad, todavía demoraremos un poco más”, destacó el general de la Policía.

MÁS CAPTURAS. La operación “Perseo 2017” no está culminada, en las próximas horas, anunció Tello Ramírez, por orden Judicial se detendrán a otros 8 contrabandistas que forman parte de la columna vertebral de esta organización criminal que por décadas ha operado con total impunidad en las provincias de Moho, Huancané y San Román. “Su actividad se ha desarrollado debido a que se les hizo costumbre corromper no solo a autoridades policiales, sino también judiciales y con esto duros golpes, con las pruebas que necesita la Ley, esperemos que les den larga condena; a manera de advertencia”, resaltó el jefe policial.

Sobre detalles de la captura, el titular de la entidad policial en la región policial, recordó que se ha hecho un largo seguimiento a través de escuchas a las comunicaciones de los contrabandistas, seguimiento de los pasos de cada uno de ellos, hasta tenerlos plenamente identificados.

RUTA. Tello Ramírez, una vez más explicó que, la actividad de “La culebra del norte”, inicia en la localidad fronteriza de Wirupaya, ubicada en la jurisdicción de la provincia de Moho; allí el intercambio comercial se realiza con total libertad con sus pares bolivianos; los cargamentos luego son trasladados a través de la carretera que conecta, Tilali, Conima, Moho, Huancané y Juliaca. ”En esta ruta los contrabandistas compran voluntades, corrompen a policías y autoridades, las investigaciones determinarán quienes están involucrados y nosotros seremos implacables, ya es hora de que esto termine”, remarcó el general.