La selección peruana venció a Nueva Zelanda y marca su regreso a una Copa del Mundo después de 36 años.

Las malas rachas están para quebrase y así lo hizo la selección peruana, aunque le tomó 36 años para lograrlo. Lo que importa es que la blanquirroja volverá a flamear en una Copa del Mundo y será en Rusia 2018.

La selección nacional venció 2-0 al combinado de Nueva Zelanda y demostró tener todas las credenciales para disputar un Mundial. Los goles de Jefferson Farfán y Christian Ramos devolvieron el sueño que un país había postergado por décadas.