Por motivos que aún se desconocen, el ciudadano Antonio Quiro Tacora de 84 años natural de la comunidad de Quilca del distrito de San Antón-Azángaro, decidió quitarse la vida al interior de su domicilio ingiriendo una potente sustancia para roedores.

El cuerpo del anciano fue encontrado por uno de sus familiares al interior de su vivienda ubicado en barrio Alianza en la misma capital del distrito. El longevo yacía sin vida.

El sábado por la mañana se dio aviso a las autoridades de turno para cumplir con la diligencias de ley y posteriormente el cuerpo sin vida fue trasladado hasta la morgue del distrito de Asillo. Hasta el momento las causas para qué tome está fatal decisión son materia de investigación.