Los pobladores del distrito de Nuñoa-Melgar sitiaron la sede central del Gobierno Regional de Puno, exigiendo al gobernador regional Juan Luque Mamani la ejecución de la doble vía del segundo tramo de la carretera Santa Rosa-Nuñoa-Macusani.
Muy temprano a bordo de varios buses, cientos de pobladores de este distrito arribaron a la ciudad del lago para concretar la marcha de sacrificio que habían anunciado con anticipación ante la desatención de la autoridad regional.
Hermogenes Zamata presidente del Comité de Gestión de esta carretera, señaló que muy temprano recibieron la información de que el titular de la región no se encuentra en Puno, actitud que fue tomada con enfado por el dirigente.
Pese a la ausencia del gobernador regional, los protestaran intentaran reunirse con los funcionarios del Gobierno Regional para solicitar la reactivación de los más de 145 millones de soles que se había destinado en la gestión pasada para la ejecución de esta obra vial.