Durante el mes de enero y febrero la caída permanente de nevadas ha ocasionado el colapso de más de 100 fitotoldos de los 500 que instalaron en la reactivación económica, específicamente en las zonas altas de las comunidades de Chimboya, Quelcayta y Cabanilla.

Asimismo, desde el día martes a la fecha continúa la caída de nevadas lo que también perjudica la alimentación de los animales, trayendo como consecuencia la muerte de más de 200 crías de alpacas y adultos desnutridos.

El hecho ya ha sido informado a la Municipalidad Provincial de Carabaya y al Centro de Operaciones de Emergencia Regional – COER Puno, pero hasta la fecha no se realiza ninguna acción.

Lamentablemente  el Gobierno central y la misma cede central del INDECI no atiende las afectaciones a consecuencia de las inclemencias de la naturaleza.