El ex presidente peruano Alan García ha fallecido tras haberse disparado en la cabeza cuando iba a ser detenido por orden judicial por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht.

El ex presidente se disparó cuando iba a ser detenido por la Policía en su residencia, en el marco de las investigaciones por la presunta trama de sobornos de la constructora Odebrecht, según fuentes citadas por la emisora local RPP.

Agentes de la Division de Investigación de Delitos de Alta Complejidad acudieron este miércoles a la vivienda del ex mandatario en Miraflores para cumplir la orden de arresto que pesaba sobre él. Las fuentes citadas por RPP han indicado que los agentes se lo encontraron ya herido.