El presidente de la República Martín Vizcarra promulgó este mediodía, en Palacio de Gobierno, las cuatro leyes sobre la reforma política que el Ejecutivo presentó al Parlamento y que fueron aprobadas en julio pasado.

Las autógrafas firmadas por el mandatario están referidas a la inscripción y cancelación de partidos políticos; financiamiento de las organizaciones; democracia interna; y paridad y alternancia.

El presidente Martín Vizcarra afirmó que así «se concreta una de las principales iniciativas del gobierno». «Esta permitirá impulsar el verdadero progreso y desarrollo del país», exclamó.

Dijo que las leyes que se promulgan son parte de la reforma integral, que incluye el campo político y judicial.

Sin embargo, el mandatario advirtió que según el Barómetro Latinoamericano, el 2018, el apoyo a la democracia registró su menor nivel. «Debemos entender que el malestar ciudadano no es casual y no podemos darle la espalda, algo estamos haciendo mal, por ello las reformas buscaron atender las demandas», sentenció.

El ministro de Justicia,  Vicente Zeballos, destacó cada una de las propuestas y señaló que refuerzan la «legitimidad de la representación». «No se puede hablar de crecimiento, sino reforzamos nuestras instituciones», sentenció.

El titular del Parlamento, Pedro Olaechea (Acción Republicana), y la primera vicepresidenta, Karina Beteta (Fuerza Popular), firmaron las cuatro autógrafas, que luego fueron entregadas a Palacio de Gobierno el último 6 de agosto para su promulgación.

Según los plazos establecidos en el Reglamento del Congreso, el presidente de la República tenía 15 días para promulgar o presentar observaciones a lo aprobado por el Pleno. Este plazo vencía este martes 27 de agosto.

El pleno aprobó seis dictámenes, pero solo cuatro pueden convertirse en leyes inmediatamente, ya que se trata de modificaciones a normas orgánicas. Las otras dos son reformas constitucionales que, al ser aprobadas con al menos 87 votos, deben ser sometidas a una segunda votación en la siguiente legislatura que ya comenzó.

Los textos que requieren segunda votación están referidos a los impedimentos para ser candidatos y a la inmunidad parlamentaria.