El partido de ida que se jugó por la fase de repechajes de la Copa Perú 2017, en el estadio Municipal de Macusani (Carabaya), donde el cuadro carabaíno cayó derrotado de local por 4 – 2 ante Alfonso Ugarte, causó enojo y desazón entre los hinchas carabaínos.

A raíz de este resultado, se corrió nuevamente el rumor de que este partido posiblemente haya tenido tinte político en beneficio del equipo de Alfonso Ugarte. Y es que, antes de conocerse que el equipo puneño jugaría por una llave para los octavos de final, el cuadro de Macusani tenía planeado jugar de visita, decisión que al final fue en beneficio del Ugarte.

Sin embargo, inició de local, lo cual para algunos hinchas fue una decisión errónea, debido a que jugar de visita ahora en el Torres Belón, será complicado, y alcanzar la llave para la siguiente fase es un sueño que están lejos de alcanzar.

Por último, las muchas opciones de goles que se perdieron imperdonablemente, hizo que los hinchas del Sien Carabaya se retiraran antes de terminar el encuentro, entre pifias.