Cayó el asesino. Agentes de la Sección de Investigación de Delitos de la Comisaría de Santa Bárbara detuvieron a Aldo Miguel Cano Fuentes (31), quien habría confesado ser el autor del homicidio de Claudia Churata Gayoso, de 15 años, cuyo cuerpo fue hallado la mañana del miércoles en su domicilio, en Macusani (Carabaya).

Fue la madre del presunto homicida, Corina Fuentes Cabrera (54), quien descubrió los restos de la menor en la cocina de su inmueble, por lo que de inmediato hizo la denuncia en la Comisaría de Macusani, acusando directamente a su hijo, Aldo Fuentes, como el autor del crimen.

Horas después y tras ser capturado en Juliaca, Cano Fuentes, entre lágrimas, dijo estar arrepentido de lo sucedido. Según dijo, la menor le exigió que se haga cargo de ella, cosa que él rechazó, por lo que la fallecida habría comenzado a gritar desesperadamente, ante lo cual Aldo Fuentes le cubrió la boca, sin percatarse que la estaba matando.

Confirmado el hallazgo del cuerpo de la menor, una turba de ronderos y vecinos del homicida en Macusani atacaron violentamente la casa del acusado y de la comisaría del sector, exigiendo que la madre del asesino sea entregada y se le aplique a ella justicia popular.

El ataque a la comisaría de Macusani dejó importantes daños en su infraestructura, por lo que fue necesario el envío de agentes de la División Policial Azángaro y de Juliaca.

Tras la detención de Aldo Fuentes en Juliaca, se conoció que tanto la familia de la menor como del presunto criminal, sostendrían una conversación para llegar a un acuerdo por lo sucedido, tal cual lo exige la costumbre de la zona.

El cuerpo de la menor mostraba una marca de soga en el cuello, por lo que no se descarta que fuera ahorcada. El detenido es trabajador del programa del Estado “Juntos”, y cuando fue detenido habría intentado escapar con rumbo a la ciudad de Sicuani (Cusco), de donde es natural.

54 años de edad tiene la madre del asesino, quien denunció la responsabilidad de este ante las autoridades competentes