Operadores de justicia del Ministerio Publico, en la víspera allanaron las instalaciones de la Universidad Nacional del Altiplano (UNA) de Puno, y desarticularon una presunta banda criminal dedicado a la “venta de cupos de ingreso” en las distintas escuelas profesionales. Detuvieron a 21 personas, entre docentes, trabajadores administrativos y personas ajenas a la universidad.

“Cobraban entre S/ 10 y S/ 15 mil soles para dar preguntas del examen de admisión a la Universidad Nacional del Altiplano”, refiere la información proporcionada por el Ministerio Público, al indicar que, junto a la Policía Nacional intervinieron varios inmuebles, además del examen de admisión; logrando la detención de 21 personas, entre ellas trabajadores de esa casa de estudios, que estarían implicadas en una red dedicada a cobrar cupos para el ingreso ilegal de postulantes.

La intervención, a partir de una investigación dirigida por la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno, abarcó las oficinas de la Comisión Central de Admisión y el Centro de Tecnología Informática (OTI) de la Universidad Nacional del Altiplano, además de 19 inmuebles, precisó el fiscal a cargo, Willian Otazú Pinto.

Según se informó, que cinco intervenidos serían profesores y otros cinco estudiantes, mientras que otras 11 personas fueron detenidas en flagrancia delictiva. Además, se encontraron equipos de comunicación, audífonos y micrófonos, que habrían sido usados para transmitir las respuestas del examen de ingreso a las personas que pagaban cupos de entre S/ 10 y S/ 15 mil soles.

El operativo estuvo a cargo de 22 fiscales de Puno, Moquegua y Lima; y más de 200 efectivos de la Policía Nacional, lo que desbarató esta organización, que aparentemente operaba desde años atrás, bajo la presunta complacencia de las autoridades universitarias. Uno de los fiscales explica los detalles de la intervención.

En conferencia de prensa, el coronel de la Policía Nacional, Fermín Huamán Ramos, titular de la Dirección Contra la Corrupción, informó que el operativo fue denominado “Los Profes del Altiplano”. La organización delictiva tenía acceso al examen de admisión, desarrollaban la misma y a través de equipos electrónicos transmitían los resultados a los postulantes que eran captados.

Sostuvo que se detuvo a trece personas en flagrancia, de los cuales; seis profesores y un alumno de la universidad que desarrollaban el examen en la vivienda del cabecilla de la banda de nombre Jesús Isaac Tacuri Morales. También, se intervino a su esposa de nombre Nélida Esperanza Achata Lineras, quien se encargaba de preparar los equipos de comunicación, e incluso suplantó ayer a un postulante.

De igual manera, se intervino a Yesenia Achata Linares (hermana de Nélida), quien dictaba los resultados del examen a los postulantes. Otro detenido es el exadministrador del CEPREUNA, Luis Fernando Gonzales Pineda, Felipe Gonzales Llanos y Lewis Jorge Turpo Turpo.

Los docentes que resolvían el examen de admisión son; Carlos Andrés Velásquez Choquechambi, José Manuel Alave Quispe, Rubén Soto Cruz, Marino Porfirio Urrutia Quea, Anderson Modesto Vilca Maoco, Wilber Aparicio Flores Aguilar y al estudiante Wagner Alain Laricano Mamani, los que fueron interceptados en flagrancia. Adicionalmente se inmovilizó a cinco postulantes, tres mayores de edad y dos menores.

Por su parte, el representante del Ministerio Publico que participó de la conferencia de prensa en horas de la noche indicó que se identificó a cuatro integrantes de la Comisión Central de Admisión (CCA) que transmitían las preguntas del examen a la mafia antes de ser imprimidas, en el edificio del vicerrectorado de Investigación (donde se elaboraron las pruebas), dos fueron detenidos y dos se fugaron. También se investiga a docentes, trabajadores administrativos y demás miembros de la universidad.

A nuestra redacción nos remitieron un audio de una conversación entre dos damas, que indican que se debe hacer el cobro por adelantado de mil soles, para garantizar el ingreso de un postulante a derecho, el dinero serviría para comprar audífonos, cámaras y demás insumos para instalar los equipos de comunicación.

Una de ellas (de nombre Feliciana), se trataría de una exestudiante de Educación, quien admite que ingreso a la UNA Puno, pagando a esta organización. Por lo que, se presume que esta mafia operaba desde hace varios años atrás.

Finalmente, la UNA Puno comunicó que las autoridades universitarias fueron informadas de la realización del proceso de investigación de la Fiscalía, por lo que; comunicaron que el Examen General de Admisión de ayer 04 de agosto, quedó ‘anulado’ y será reprogramado para una nueva fecha, antes del reinicio de las actividades académicas correspondientes al II Semestre 2019.