El nuevo jefe de la Región Policial de Puno, Coronel PNP Luis Cotrina Quiñonez, dijo que se elaboraron diversas estrategias para reducir las alarmantes cifras de feminicidios e intentos de feminicidios que se registraron en el 2019 en el altiplano puneño.

CIFRAS 

Detalló que Puno, en el 2019, reportó 17 feminicidios, de los cuales 7 se registraron en San Román, 2 en Puno, 2 en Chucuito, 2 en Yunguyo, 1 en Carabaya, 1 en Moho, 1 en Melgar y 1 en El Collao. Este año la policía investiga tres casos de feminicidios: 2 en San Román y 1 en Huancané; y tres intentos de feminicidio registrados en Mañazo y Juliaca.

“Podemos encontrar que la diferencia se debe al nivel cultural y el movimiento económico; esto influye mucho para que Puno tenga las cifras nefastas (de feminicidio)”, sostuvo.

Hasta el 20 de enero pasado, también se registraron mil 22 denuncias por violencia familiar en toda la región.

San Román sigue liderando estos casos, con 331 denuncias; Puno le sigue, con 273; después están Chucuito, con 118; El Collao, con 65; Azángaro, con 59; Melgar, con 50; Lampa, con 33; Yunguyo, con 30; Huancané, con 24; Putina, con 22; y Sandia, con 18. De momento, Moho y Carabaya no registran ninguna denuncia.

ESTRATEGIAS 

Como parte de las actividades preventivas, la Policía inició con marchas de sensibilización, a fin de concientizar a la ciudadanía. La idea, según el jefe policial, es que los pobladores (familiares o amigos) denuncien, si es que no lo hace la víctima.

Comentó que la principal causa de la violencia es el alcoholismo, el nivel de educación y cultura de los ciudadanos. “También debemos trabajar en salud mental, por eso nosotros vamos a plantear estos temas en el Comité Provincial de Seguridad Ciudadana”, aseguró.

DATO

El Coronel Cotrina indicó que se iniciarán operativos para evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas en establecimientos informales, porque ello conlleva en lo posterior a casos de violencia familiar y feminicidios.