Zozobra y desesperación causó un incendio forestal que se suscitó al promediar las 9 de la mañana de ayer, en la comunidad de Aurincota, distrito de Huacullani, provincia de Chucuito. Las llamas arrasaron con más de 200 hectáreas de pastizales.

Según información de los propios comuneros, el incendio habría sido provocado y se extendió hasta la comunidad de Laca Laca. Pese a los denodados esfuerzos de los habitantes de la zona, trabajadores de Serenazgo municipal de Huacullani y la Policía Nacional, no pudieron sofocar el fuego, debido también a los fuertes vientos.

Según el primer diagnóstico de la Oficina de Defensa Civil del municipio distrital, hay unas 200 familias afectadas, 20 cabañas destrozadas por completo y varias viviendas afectadas. En horas de la tarde, los comuneros tuvieron que evacuar más de 200 cabezas de ganado, debido al temor de que el fuego pueda reactivarse en cualquier momento.

Las autoridades y afectados, piden apoyo a las autoridades provinciales y al gobierno regional de Puno, pues, muchos lo perdieron todo.