Gran cantidad de devotos del distrito de Crucero llegaron hasta el frontis del templo de esta localidad para realizar el tradicional taripasqa a la virgen Rosario así como a la virgen de la Asunción, como parte de actividades costumbristas con motivo de los carnavales.

Luego, como es habitual, se compartió una exquisita fiambrada con los alferados y pobladores que llegaron a la capital del distrito. Papa, chuño, carne, choclo y otros apetitivos productos se combinaron en este almuerzo ancestral.

Durante estos días las comunidades vienen desarrollando sus respectivos chacus, para la gran entrada que será el próximo sábado, donde las ocho comunidades del distrito participaran de esta actividad a llevarse en la plaza de armas.