Keiko Fujimori está acusada por lavado de activos y otros delitos por los que podría pasar 30 años en prisión. Foto: John Reyes/La República.El fiscal José Domingo Pérez ha solicitado esta mañana al juez Víctor Zúñiga que se reemplacen las limitaciones que tiene Keiko Fujimori desde abril de 2020 por la orden de prisión preventiva tras haber constatado que la acusada por lavado de activos y otros delitos incumplió normas de conducta fijadas por el Poder Judicial en el contexto del caso Cócteles (Odebrecht).

En su pedido, el fiscal Pérez recuerda que no es la primera vez que Keiko Fujimori incumple las reglas: “la acusada Keiko Fujimori Higuchi sistemáticamente viene incumpliendo la regla de conducta de no comunicarse con los testigos”, cita el documento enfatizando en que se le exhortó a la hija del exdictador Alberto Fujimori seguir las normas en mayo y junio del 2020.