Tras un viaje en moto de una hora y medio desde la mina a Uyunaye y después hasta Ituata también por un similar lapso de tiempo, finalmente el cuerpo de los fallecidos en la mina Corimayo ya fueron entregados a sus familiares en el centro poblado de Tambillo-Ituata.

En el mismo Tambillo se cumplieron con las procedimientos legales la tarde de ayer jueves cerca de la 4:30 aproximadamente. Dramáticas escenas de dolor se registraron en el lugar.

La mayoría de los cadáveres ya fueron velados por sus familiares durante esta noche, en tanto, se informó que la jornada de hoy viernes se cumplirá con el entierro de los acaecidos en este desastre ocurrido en la mina de Ituata.