Personal del Ejército Peruano  llegó hasta el cementerio del distrito de Macusani, para hacer cumplir la disposición local que restringe por completo el ingreso de personas a este campo santo durante los días 1 y 2 de noviembre.

Desde ayer domingo  la asistencia de la población era prácticamente nula, nadie ingresaba al interior del cementerio. Recordar que las puertas de este recinto recién se abrirán el martes 03 de noviembre por disposición de las autoridades locales.

Mientras tanto el 30 y 31 de octubre, las personas llegaron procedentes de otras zonas. Así mismo se apreció a los comerciantes dedicados a la venta de flores, coronas, panes, tantawawas, entre otras ofrendas.