El comandante de la Tercera Brigada de Caballería del Ejército Peruano, general EP Miguel Kuan Garay, asegura no saber el paradero del soldado Wilber Carcausto Uchiri. El joven militar de 22 años se encuentra desaparecido desde el pasado 10 de mayo. Su familia sospecha que fue asesinado dentro del cuartel de Tarapacá en Tacna y que habrían desaparecido su cuerpo.

En declaraciones a la prensa, Kuan Garay compartió las versiones que se manejan al interior de la Tercera Brigada de Caballería, donde el soldado prestaba servicio.

Según el comandante, ese 10 de mayo a las 19:00 horas, el soldado debió presentarse a su puesto de guardia; sin embargo, no se presentó. Su jefe de brigada contó que durante la tarde, el soldado Carcausto le pidió permiso para retirarse de las caballerizas a los dormitorios. Desde ahí, aseguran no saber nada de su paradero.

Agregan que al día siguiente, el 11 de mayo, llamaron a la prima de Carcausto preguntando por su paradero y comunicándole que el soldado no se había presentado a su guardia.

La Fiscalía inició recientemente una investigación por el presunto delito de desaparición forzada o presunto homicidio del soldado.

Según las primeras indagaciones de la Fiscalía, no hay ningún testigo que afirme que el soldado se haya retirado del cuartel. El Ministerio Público también cuestiona a la Tercera Brigada de Caballería del Ejército Peruano, por no haber puesto la debida denuncia de desaparición ante la Policía Nacional.

Otra observación de la Fiscalía, es que la parte trasera del cuartel, colindante con el cerro Arunta, no tiene cerco perimétrico, por lo que resultaría fácil salir del lugar.

“El cuartel nos es una cárcel, voluntariamente una persona es recibida y vive ahí, en dicho recinto militar”, respondió el general.

Agregó que Inspectoría del Ejército Peruano ha iniciado una investigación interna sobre la desaparición. Negó que el soldado haya recibido algún tipo de abuso y que incluso, sus superiores contaron que no tenían quejas suyas.

La Republica