¡Como se veía venir!, el Decreto Legislativo 1336, que establece disposiciones para el proceso de formalización minera integral es aprovechada por ilegales, ya que con la anterior normativa aquellos mineros que no estaban considerados en la formalización, ahora pasan de ilegales a la condición de informales.

Debido al decreto, según el fiscal de Medio Ambiente, Federico Chavarri, las actividades de minería han empezado a incrementarse en los cauces de ríos de la selva de Sandia y Carabaya. “El Decreto facilita que mineros que no se encontraban proceso de formalización se sometan al mismo y cambien de calidad de ilegales a informales” dijo.

Además, refirió que estos agentes contaminadores y perseguidos por la justicia anteriormente, ahora ya adquirieron derechos. “Sometiéndose a este proceso los ilegales en su nueva condición (informales) quedan exonerados o liberados a acciones de interdicción, dedicadas a las actividades de minería ilegal” dijo.

Sin embargo, ante esta norma promulgada desde el ejecutivo y debatida en el Congreso, señaló que el Ministerio Público está realizando monitoreos de las actividades ilegales que realizan algunos mineros y de manera conjunta con la Dirección Regional de Energía y Minas afirma que procederán con las interdicciones.

En tanto el fiscal Oscar Jiménez, manifiesta estar decepcionado con el gobierno de turno, por aprobar un decreto que perjudica el medio ambiente.

Aclaró que el gobierno ha dado posibilidad de que se pueda formalizar a través de documentos, sin que se interrumpa la actividad minera y sin contar con un acto administrativo de inicio y reinicio de actividades mineras.

Asimismo, dijo que los ilegales ahora en calidad de informales, continúan contaminados ríos, talando árboles, perjudicando el recurso de flora y fauna silvestre de Sandia Carabaya y San Antonio de Putina.

“Piensan (los mineros) en intereses particulares, vienen no solo de la zona sino otros departamentos. Si no hay apoyo de instancias, no podemos hacer más nada” dijo.