Policías, alertados por la tía de la menor, llegaron hasta la vivienda y encontraron a la pequeña llorando y ensangrentada. Su hermana, quien es pareja del presunto responsable, lo inculpó.

Puno. Una aterradora escena vieron los efectivos policiales de la comisaría Santa Bárbara en Juliaca. Al ingresar a la vivienda ubicada en el jirón San Francisco en la urbanización San Silverio, una menor de 9 años lloraba desconsoladamente y estaba ensangrentada.

Marleni Salazar Canaza se había apersonado a la dependencia policial la noche del último domingo para informar de una presunta violación sexual contra su sobrina de 9 años de edad. Rápidamente los policías fueron hasta el lugar y se entrevistaron con la hermana de la menor, Haydee Almanza Navarro.