La oficina de la Defensoría del Pueblo en Puno pidió al Gobierno Regional implementar todas las medidas necesarias para la creación de una planta de producción de oxígeno medicinal en la ciudad de Puno que evite la escasez y el aumento de precios de este bien esencial ante el incremento de pacientes que requieren el tratamiento a causa del coronavirus.

El jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo en la región, Jacinto Ticona, exhortó al Gobierno Regional de Puno a garantizar el abastecimiento oportuno del oxígeno medicinal en los diversos establecimientos de salud y prestar especial atención en la provisión de este este insumo a las poblaciones de las zonas rurales, territorios de difícil acceso y comunidades campesinas, especialmente en estas épocas de intenso frío.

Según los reportes oficiales de la Dirección de Epidemiología de la Dirección Regional de Salud de Puno, al 09 de julio se han identificado un total de 1508 casos positivos, hay 53 pacientes hospitalizados y 37 fallecidos, advirtiendo que las cifras van en aumento.

Ante el incremento del número de ciudadanos contagiados por COVID-19 en Puno, que hace que la demanda de insumos y equipos para la oxigenoterapia se eleve, urge que se se instale una planta de oxígeno medicinal para evitar la interrupción del tratamiento a las personas afectadas con esta enfermedad.

Finalmente, el representante de la oficina de la la Defensoría del Pueblo en Puno recordó el deber constitucional de colaboración con la entidad en relación a los pedidos de información referidos a las brechas de disponibilidad de oxígeno medicinal en la región Puno.