El magistrado del Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sede Judicial de Carabaya, César Augusto Pineda Fernández, se encuentra a un paso de ser suspendido de sus funciones, tras la denuncia interpuesta ante la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (ODECMA) Puno.

Como se recuerda en noviembre del 2016, la ODECMA inició una investigación al juez Pineda Fernández, por permitir la liberación del llamado “Descuartizador de Macusani”, Florencio Chura, quien habría asesinado a su esposa. Además, el 25 de julio de 2018 ante la ODECMA, el ciudadano Julio Cesar Apaza Choque presentó una queja contra el magistrado, por dilatar, por más de un año, un caso judicial.

Según el informe de investigación final 278-2017 del magistrado instructor del ODECMA-Puno, Rubén Gómez Aquino, el mencionado magistrado está inmerso en la falta de conducta funcional, por no llevar una investigación conforme a ley en el expediente N° 044-2016-0-02103; por ello, debe ser sancionado con la suspensión de sus funciones por un mes.

Además, de acuerdo a este informe, se debe suspender por tres meses al servidor judicial Raúl René Veliz Aguilar. Por otro lado, se debe imponer medida disciplinaria de 15 días de suspensión a las servidoras judiciales Verónica Condori Estofanero, Yuliana Karina Coaquira Cusi, Víctor Raúl Tacuri Idme y suspensión de un mes para el servidor Miguel Percy Turpo Cari.

Cabe mencionar que este informe fue remitido al despacho de magistrado Walter Salvador Gálvez Condori, jefe de la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (ODECMA)-Puno, quien debe pronunciarse en los próximos días.

Fuente: Pachamama