El gerente de la Municipalidad Provincial de Carabaya Delfín Angulo admitió que el cuestionado ex gerente municipal Milber Oroche Gutiérrez continúa trabajando como hombre de confianza del alcalde provincial, pese a los múltiples rechazos de la población. Ahora se desempeña como asesor de alcaldía.

Para sorpresa de muchos, el nuevo gerente municipal develó además que Oroche Gutiérrez fue quien se contactó con él para remplazarlo en el cargo, dejando entrever que muchas de las decisiones las toma el ex gerente municipal de quien se pidió su retiro definitivo de la comuna provincial, inclusive a través de una medida de protesta.

“Al él (Milber Oroche) se le ha ubicado momentáneamente en el cargo de asesor” reconoció el funcionario municipal. También dijo que fue el ahora asesor municipal quien lo llamó para que pueda asumir la gerencia municipal. “Nos conocimos trabajando en otros municipios y después me llamó para este cargo” sostuvo el gerente.

Conocido esta información, de inmediato la población exigió una vez más su salida del interior de la comuna provincial a quien lo sindican como responsable de la deficiente gestión municipal.