Animales muertos, corriente de agua enturbiada, riberas del río-en parte-convertidas en espacios casi desérticos; así es el desolador panorama de la cuenca del río Ramis que a decir literalmente, agoniza.

Dirigentes y pobladores y autoridades del distrito de San Antón en la provincia de Azángaro, realizaron ayer jueves 06 de junio una visita de campo para evidenciar una vez más, la más cruda realidad ocasionada producto de la contaminación minera, según señalan.

Este trabajo de campo lo realizaron para sustentar ante el gobernador regional de Puno, Walter Aduviri Calisaya, la dramática situación por la que atraviesa la cuenca del Ramis. Este sustentó se expondrá el domingo 09 de junio cuando llegue al centro poblado de Progreso-Asillo para una reunión ampliada sobre la problemática de la contaminación.

Guillermo Pacha uno de los pobladores de este distrito, además dijo que esperan la presencia de los representantes del ejecutivo nacional en esta reunión descentralizada.

Argumentan además, el río sigue  siendo contaminado por la minería informal que nace en la cabecera del distrito Ananea sectores Chaquiminas, Ancocala, Pampa Blanca y Oriental.