Las principales autoridades del distrito de Coasa como el alcalde, subprefecto, juez de paz y población realizaron una constatación del estado de la carretera de Coasa al centro poblado de Esquena, verificando que las lluvias constantes que se han tenido desde el mes de diciembre a la fecha han dejado intransitable esta única vía de comunicación que une a distintos poblados con la capital de distrito y la ciudad de Juliaca, prácticamente dejándolos incomunicados e incluso sin la posibilidad de poder asistir a las urnas para elegir a los futuros congresistas de la región Puno.

El Consorcio Vial 67 que es la empresa encargada de realizar los trabajos de mantenimiento de esta carretera (Ajoyani -Saco) hasta el momento no ha hecho ningún tipo de trabajo, a pesar de los múltiples pedidos que hicieron las autoridades del distrito de Coasa.

Tras los constantes reclamos de los transportistas y la población la empresa ha hecho caso omiso a los pedidos y solamente constató el estado situacional de la carretera, en un mantenimiento anterior esta empresa habría utilizado material arcilloso no adecuado para soportar las inclemencias de tiempo el cual no permite la circulación de vehículos.

El subprefecto distrital Grober Cahuana indico que la carretera es intransitable en varios sectores, los vehículos livianos y motocicletas constantemente arriesgan su vida para llegar a su destino, ya que la carretera esta resbalosa y es arcillosa, en cualquier rato puede pasar algún accidente de tránsito de mayor consideración.

Este próximo martes 28 de enero las rondas campesinas hará un encuentro distrital para hacer llegar su reclamo y de no ser escuchados las autoridades llegaran hasta el ministerio de transporte y comunicaciones de la ciudad de Puno para presentar el reclamo.