Ayer miércoles 21 de febrero se desarrolló una reunión de urgencia en la sede de la Central Provincial de Rondas Campesinas y en ellas se decidió que los volquetes que fueron intervenidos cargados de cemento, permanezcan hasta que llegue el gobernador regional Walter Aduviri a la ciudad de Macusani para que explique porque trasladaban este material de la obra Macusani-Abrasusuya hasta la ciudad de Juliaca sin informar a ninguna autoridad de la provincia de Carabaya.

Si bien se citó para ayer al gobernador regional, Walter Aduviri no llegó a Macusani por lo que se le volvió a citar para este martes de la siguiente semana con la intención de dar información sobre el caso; mientras tanto lo intervenido seguirá en Macusani en calidad de custodia.

Se confirmó que el Gobierno Regional no dio información a ninguna autoridad de Carabaya y bajo ese contexto se presume que los funcionarios de Aduviri Calisaya pretendían llevar a escondidas estas 1500 bolsas de cemento.