La Contraloría General de Republica informó que el proyecto de mejoramiento de infraestructura de la institución educativa Julio Gabancho Enríquez de Macusani inició a ejecutarse por el Gobierno Regional de Puno en el 2013 y hasta el momento sigue inconcluso.

Esta es una de las cinco situaciones adversas identificadas por la Contraloría y que se encuentran detalladas en el Informe de Visita de Control N° 022-2018-OCI/5350-VC, el cual ha sido notificado a la gestión saliente del Gobierno Regional de Puno, para que adopte las medidas correctivas inmediatas.

La obra empezó a ejecutarse el 1 de octubre de 2013 y debió culminarse el 30 de setiembre de 2014, sin embargo estuvo paralizada por falta de presupuesto. Los trabajos se reiniciaron el 1 de marzo del 2018 con un presupuesto, según expediente técnico reformulado, de S/ 6´641,093.49 y un plazo de 120 días calendarios.

No obstante, tras una visita de inspección por parte de los auditores de la Gerencia Regional de Control se detectó que la obra aún no había sido concluida, teniendo el plazo vencido a la fecha.

EL DATO

La obra consiste en la construcción de ambientes pedagógicos, complementarios y administrativos, que incluye mobiliarios aulas y ambientes complementarios. Esta obra beneficiará a 11,256 personas.