El excandidato al Gobierno Regional de Puno, César Quispe Calsin, declaró que en los 100 primeros días de gestión de Walter Aduviri, no habría avances significativos, en favor de la región.

Manifestó que es preocupante la situación actual, porque los intereses de Puno se trastocaron, la población esperó un cambio en el modelo de gestión, en la lucha contra la corrupción; sin embargo, no se ve eso, no hay proyectos estratégicos de impacto social.

Destacó que antes de unir la región y trabajar por un solo propósito, originó el enfrentamiento entre la zona sur y norte, reflejado en el presupuesto participativo, donde se priorizaron obras para un sector, y la región la conformamos todas las provincias.

“Al parecer es una gestión improvisada, más parece estar en campaña que en ejercicio de la gestión, además tiene poses de autoritario y está acomodando solo a sus allegados” puntualizó