Ante una masa humana de un aproximado de mil personas, fueron enterrados los restos mortales de Cristina Lanudo Morocco, la joven carabina cuyo cadáver fue encontrado el último domingo en el distrito de Ajoyani luego de permanecer desaparecida por 20 días.

Desde las 2.00 de la tarde de ayer martes, los cientos de ciudadanos de toda la región de Puno acompañaron el féretro de la difunta desde la plaza de armas hasta el cementerio general de ciudad de Macusani.

Diferentes colectivos, principalmente de mujeres, con pancartas en manos pedían justicia por esta trágica muerte mientras era cargada en hombros por sus compañeros de la empresa de taxis LANSUR del cual era la gerente.

Autoridades locales también estuvieron presentes en la despedida de Cristina Lanudo, quienes a su vez comprometieron, trabajar en la búsqueda de dar con su asesino.