La Oficina Defensorial de Puno, presentó un revelador caso tras realizar una acción itinerante al distrito de Ayapata (Carabaya) donde alcanzó al 40% las quejas sobre  violencia familiar, es decir casi la mitad de casos  son de maltrato hacia la mujer y a  los niños.

El jefe de esta institución, Jacinto Ticona, detalló que de los 340 casos atendidos en aquel distrito, el 20% corresponde a asistencia de alimentos, otro porcentaje igual a los  problemas de tierras, siendo el número de consulta  sobre  la agresión que reciben las mujeres.

Además, el representante de la defensoría del Pueblo en Puno, lamentó que ese día que realizaron las labores itinerantes en Ayapata, estuvo cerrado Defensoría Municipal del Niño, Niña y Adolescente (Demuna) que pertenece a la comuna local. “Estamos recomendando  a que se reabra y atiendo a la ciudadanía, porque es injustificable siendo tan alta la incidencia de quejas sobre violencia familiar y niños este cerrada esta instancia”, manifestó.(Pachamama)