El prófugo ex presidente Alejandro Toledo afronta una tercera investigación preparatoria por la vía Interoceánica Sur ( IIRSA Sur ), esta vez, por el tramo 4, ejecutado por la constructora Camargo Correa .

El equipo del Ministerio Público, que lidera Hamilton Castro, formalizó la pesquisa contra el ex mandatario y contra Marcos de Moura, ex representante de Camargo Correa, por los presuntos delitos de colusión y lavado de activos.

Según información a la que tuvo acceso Perú21, Toledo habría negociado para recibir de Camargo Correa la suma de US$5 millones 411 mil con la finalidad de favorecerla en la ejecución de la mencionada vía, que fue realizada en consorcio con las firmas brasileñas Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao.

Los hechos habrían ocurrido entre 2004 e inicios de 2005, cuando Toledo era presidente. Hasta el año 2009, Camargo Correa siguió pagando (en partes) la comisión ilícita en cuentas de las empresas offshore Trailbridge Ltd y Warbury & Co, vinculadas al empresario israelí Josef Maiman.

Durante un allanamiento a la oficina de Camargo Correa se pudo corroborar el presunto soborno. Los fiscales han determinado, luego de intercambiar información con autoridades suizas, que uno de los pagos, de más de US$90 mil, coincide con movimientos de dinero a una cuenta corriente del Citibank de Londres a nombre de una de las empresas de Maiman.

Según los movimientos migratorios de Toledo y de De Moura, ambos estuvieron en el mismo lapso de tiempo en Brasil. Heriberto Benítez, defensa del ex mandatario, dijo que evalúan qué medidas tomarán al respecto