El alcalde provincial de San Román realizó el informe de transferencia donde dio cuenta del desfalco de 15 millones de soles, el cual no pudo explicar.

Asimismo, informó que, en los 4 años de gestión, Oswaldo Marín Quiro dejo a casi 200 extrabajadores de la Municipalidad con derechos a retornar a laboral, generando un grave desbalance en las cuentas y presupuesto.

Detalló que en el 2015 dejó 38  personas, en el  2016,  43; 2017, 35 y en el  2018, 13 personas quienes estarían en el proceso de retornar a trabajar dentro de la comuna provincial,  quienes habrían sido contratados bajo una modalidad que no correspondería y posteriormente fueron judicializados.

En su presentación también abordó el tema del estadio Manuel Odría, obra en la que casi la totalidad del presupuesto se destinó a la construcción del cerco perimétrico y cuyo terreno, en el que está construido, pertenece al IPD solo fue entregado en cesión de uso por dos años, catalogando como una inversión innecesaria.

Respecto al tema del by pass de la salida a Cusco, señaló que la empresa encargada de la obra habría actuado en complicidad con algunos malos funcionarios, quienes descuidaron las recomendaciones de la empresa supervisora a la que finalmente se le resolvió el contrato, sin mayor razón.