El Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Puno, a cargo del magistrado Youl Riveros Salazar, declaró fundado el requerimiento de prisión preventiva en contra del alcalde de la Municipalidad Provincial de Puno, Iván Flores Quispe, y contra su exasesora Ynes Antonio Bejar Barriga, solicitada por el Ministerio Público, por espacio de nueve meses.

En la audiencia, el fiscal Jorge Astorga Castillo, argumentó como primer presupuesto, lo siguiente: que el 27 de enero del 2015, Iván Flores, Edgar Centeno e Ynes Bejar, antes de suscribir el convenio entre la Municipalidad de Puno y la empresa Backus, en la ciudad de Arequipa; concertaron con los funcionarios de la cervecería, Carlos Javier Rondón Vilca y de la empresa KFL GROUP E.I.R.L., Marco Antonio Loayza Sánchez, para defraudar patrimonialmente a la comuna puneña.

En ese convenio la cervecería se comprometió en entregar como auspicio a la Municipalidad Provincial de Puno, la suma en efectivo de 100 mil soles, por concepto de venta de productos y exposición publicitaria, por la festividad Virgen de la Candelaria 2015. Este dinero debió ser entregado, a través de la empresa KFL GROUP E.I.R.L., donde los primeros 50% se entregó en la firma del contrato y los restantes 50%, al día siguiente de la parada y veneración.

Luego de ello, citó los siguientes factores, que para el representante del Ministerio Público también constituyeron como elementos de convicción. El primero de ellos, es haber pagado al hotel José Antonio, el monto de 4 mil 128 soles, para celebrar la juramentación del electo alcalde de Puno, con dineros donados por la empresa Cervecera Backus.

La segunda razón es haber sobrevalorado en la confección de 320 unidades de enfiladeros, ocasionando una defraudación de 39 mil 929.60 soles; y la tercera es que el depósito ilegal de 10 mil 800 soles a la cuenta particular de su asesora de Alcaldía de ese entonces Ynes Antonia Bejar Barriga. Para estos dos últimos casos también se mal utilizó los dineros donados por la empresa Cervecera Backus.

Posteriormente, expuso el segundo presupuesto que prognosis de la pena, que por ser un delito grave, la pena superará los 10 años, luego fundamentó lo que el peligro procesal, para ello mencionó que existe la alta probabilidad que los tres acusados fuguen y que también obstruyan el normal desarrollo del proceso. Asimismo, afirmó que concurre la proporcionalidad de la medida y también la duración de la prisión preventiva.

Todos estos argumentos fueron contradecidos por los abogados defensores de los tres imputados, donde la defensa técnica de Iván Flores, dijo que el fiscal no ha podido determinar el delito que le atribuyen a su patrocinado y que cuenta con arraigo, por ello no concurre los tres presupuesto, por ello solicitó que se dicte comparecencia simple;

En tanto que el abogado de Edgar Centeno, afirmó que su defendido posee arraigo y fue reconocido como profesional por la Universidad Nacional del Altiplano,; mientras que la abogada de Ynes Bejar, aseguró que su patrocinada cuenta con arraigo es empresaria y cuida a su padre de más de 80 años. Ambos defensores pidieron que se declare infundado dicho requerimiento.

Es así, que una vez concluido el debate de las partes, el juez Youl Riveros, describió los argumentos tanto de la Fiscalía como de los abogados defensores, y producto de un análisis que realizó en relación a los presupuestos ofrecidos por el representante del Ministerio de Público, señaló que concurrió todos los requisitos que exige la ley para dictar una medida de prisión preventiva, para los imputados Iván Flores e Ynes Bejar.

Sin embargo, aseguró que para el imputado, Edgar Centeno Chavarría, faltó el presupuesto de peligro procesal, y por ello no se puede declarar fundado el requerimiento de prisión preventiva y dictó las reglas de conducta y el pago de una caución económica de 20 mil soles.

Cifra:

23:00 horas de ayer, concluyó la audiencia de prisión preventiva que empezó a las 8:30 horas del mismo día, es decir duró más de 15 horas.

100 mil soles donó la empresa Backus, a la Municipalidad Provincial de Puno, por motivos de la Festividad Virgen de la Candelaria 2015.