Hoy en horas de la mañana Héctor Reynaldo Huacasi Llavilla, Fiscal Provincial destacado en la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno, consiguió que se sentencie al ex alcalde del distrito de Nuñoa, provincia de Melgar – Puno, ex funcionarios y un contratista, implicados en actos de corrupción.

Según se conoció se condenó a 5 años de pena privativa de la libertad efectiva a Atilio Rodo Huamán Tapara (45), ex alcalde de la Municipalidad Distrital de Nuñoa y Luis Demetrio Vilca Luza (66), representante de la empresa compañía importadora VAL S.A. (CIVALSA) al ser encontrados culpables y autores de la comisión del delito de Colusión, en agravio del Estado Peruano – Municipalidad Distrital de Nuñoa, provincia de Melgar.

También se sentenció a Magno Pepe Peralta Barragán (31), ex Jefe de la Oficina de Abastecimientos de la Municipalidad Distrital de Nuñoa; Julio Álvarez Aroni (47), ex Jefe de Infraestructura y Desarrollo Urbano y Rural de la Municipalidad Distrital de Nuñoa y Juan Roger Quintanilla Anyaipoma (57), experto independiente que participó en los actos de contratación con la municipalidad; todos ellos fueron hallados culpables en calidad de cómplices al haber integrado el comité especial de contrataciones en la aludida municipalidad.

Los hechos se remontan al año 2010, cuando la Municipalidad Distrital de Nuñoa, efectuó la compra de maquinarias, dentro de este proceso se encontraba la adquisición de un cargador frontal nuevo y de tipo TIER 2; sin embargo los sentenciados modificaron maliciosamente las bases administrativas del proceso de selección, para favorecer ilícitamente a la empresa CIVALSA, así la compra ya no sería de una cargador frontal de tipo TIER 2, sino de tipo TIER 1.

Ello generó un perjuicio económico al Estado de más de 321 mil 326 soles, pues la empresa favorecida adquirió la maquinaria a un monto de 369 mil 673 soles y lo vendió rápidamente a la Municipalidad Distrital de Nuñoa a un monto de 691 mil soles, duplicando sus ganancias y generando un grave perjuicio a la indicada comuna local.

Las investigaciones demostraron que tanto el alcalde como la empresa, se coludieron desde los actos preparatorios para direccionar el proceso y así adquirir esta maquinaria de menor calidad a un costo evidente superior al del mercado, pues las bases y el presupuesto estuvo destinado a la adquisición de un cargador de características TIER 2 o TIER 3, pero finalmente se compró una maquinaria de procedencia china y de pésima calidad.

Se informó además que los sentenciados deberán pagar la cantidad de 200 mil soles al Estado por el perjuicio generado.