En el marco de los acuerdos con las mesas de desarrollo en las tres cuencas de Antauta (Melgar) y el distrito de Ajoyani (Carabaya), la unidad minera San Rafael invirtió cerca de 3 millones de soles en infraestructura agropecuaria durante el año 2018.

Hasta diciembre del año pasado se instalaron 301 cobertizos en la localidad carabaína. En la cuenca Antauta fueron 287; además, de 18 invernaderos para cultivo de hortalizas, mientras que en la cuenca Larimayo se contabilizaron 145 cobertizos y en San Juan, 68.

La inversión forma parte del programa Ganadero de Minsur, que además invirtió en la adquisición y mantenimiento de tractores, campañas de sanidad animal y la implementación de infraestructura de riego. De acuerdo a informes de la Asociación DESCO, la mortalidad de ganado en estas localidades se ha reducido drásticamente.