Malestar generó en los vecinos de barrio Lizandro Luna del distrito de Potoni- Azángaro, el sorpresivo retiro de cables para la conducción eléctrica en esa jurisdicción. Electro Puno habría decidido retirarlo sin un previo comunicado a los moradores.

Este sistema de cableado en esta jurisdicción permanecía desde el 2011, pero casi sin ninguna utilidad, por que la población de esta zona no tenía el servicio de energía eléctrica.

La jornada de este martes los pobladores se sorprendieron al ver que estos cables eran retirados repentinamente, sin tener una explicación del porque se tomó esta decisión.

Ante esta situación ayer miércoles, los tenientes gobernadores del distrito junto al presidente de las Rondas Campesinas sostuvieron un dialogo, presido por el subprefecto Marcelino Carrizales, en ella se acordó elevar un documento a Electro Puno para que brinde una información exacta sobre el particular. El documento será entregado este viernes.