“¿Deudas, qué deudas?”, fue la pregunta que lanzó el gerente de Infraestructura del Gobierno Regional de Puno (GRP), Arnaldo Yana Torres, para negar la existencia de deudas a proveedores y trabajadores que estarían impagos después de haber laborado en la construcción de varias instituciones educativas en la provincia de Carabaya.

Dijo que el GRP no tendría deudas en las 12 instituciones educativas ejecutadas en dicha provincia. “Se ha solicitado la incorporación de presupuestos para la culminación de obras, lo que permitirá el pago de bienes y servicios a proveedores y trabajadores”, señaló.

Sin embargo, se contradijo al indicar que existen deudas no reconocidas por la gestión desde el 2015 al 2017, desconociendo la situación de los proveedores y trabajadores impagos.

“Cada uno debe presentar la documentación para el reconocimiento de deuda ante la Gerencia de Administración”, expresó el funcionario.

Cabe precisar que hace unos días, el subgerente de Obras del GRP, David Flores Valencia, admitió que actualmente existe un buen número de trabajadores y proveedores impagos por las obras de las instituciones educativas iniciales.

“Hay deficiencias en cuanto al pago. Estamos evaluando cómo vamos a solucionar este problema; sin embargo, no certificaremos el pago, ya que no existe presupuesto”, dijo.

Además, señaló que solo se podrá pagar a los trabajadores y proveedores de las obras donde existan adicionales, y que de lo contrario tramitarían un reconocimiento de deudas. (ANDES PUNO)