El consejero por la provincia de Carabaya, Herman Vilca Soncco, dijo que fue bueno  su trabajo de fiscalización durante tres años en la gestión del gobernador regional de Puno, Juan Luque Mamani, pese a que tuvieron a limitaciones según él.

También, dijo que  algunos indicios de irregularidades de la administración de los recursos del Estado, por el ejecutivo regional  dieron a conocer a las instancias correspondientes que cumplen la función del control en la gestión pública.

En ese sentido, manifestó que el Concejo Regional tiene carencia presupuestal, para cumplir  con el trabajo de fiscalización en las obras que ejecuta  el Gobierno Regional, porque económicamente depende  el  ejecutivo.