Pobladores del distrito de Llalli, muestran su indignación por la incompetencia del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) y la Autoridad Nacional del Agua (ANA), que no sancionan con paralización de operación a la minera Aruntani, quien según registros audiovisuales y observación directa contamina el río Llallimayo y Hatun Ayllu.

Exaltación Hinojosa Vilca subprefecto del distrito de Llalli dijo que ayer han registrado muertes de especies ícticas como truchas, asimismo lamenta que en años anteriores poco a poco ha ido desapareciendo especies como ranas. “El agua es turbia, con evidentes muestras de relaves mineros” dijo angustiado.

Además señala que sus vacunos ya no pueden tomar el agua del río porque sino adquieren enfermedades congénitas, diarreicas, abortos. “Tenemos que buscar otras fuentes de agua, ya que hemos tenido daños en nuestros animales vacunos, ovinos y camélidos” informó.

Por tanto, señala que esperan una mesa de conversación seria para que de una vez se solucione el particular, si no hay respuesta afirma que los pobladores acatarán una huelga indefinida.

Cabe precisar que en varias oportunidades se ha tenido mesas de conversación, pero como de costumbre no tienen resultados.