El presidente Kuczynski anunció su disposición a entablar el diálogo con los gremios más radicales, pero con una condición: que renuncien a cualquier intento de violencia.

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, anunció este martes su disposición a entrar a un diálogo con los dirigentes de los gremios de profesores que aún se mantienen en huelga en diversas regiones del país.

En jefe de Estado, desde Moquegua, declaró a la prensa que el jueves estará en Palacio de Gobierno, dispuesto a recibir a estos grupos más radicales de maestros. En la sesión, dijo, estará acompañado de la ministra de Educación, Marilú Martens, y del primer ministro, Fernando Zavala.

“Hay una huelga de maestros […] Quiero decirle a la opinión pública que yo estoy dispuesto a dialogar con los dirigentes, con una sola condición: que renuncien a cualquier intento de violencia porque los profesores no pueden ser violentos. Deben enseñarle a los chicos con tranquilidad”, aseveró.

El mandatario precisó que desde el Ejecutivo ya se ha analizado el caso de estos gremios que siguen en pie de lucha en las calles y que no pertenecen al Sutep nacional, grupo con el que sí se ha llegado a un acuerdo.

“Ya tenemos los principales lineamientos de la solución económica, ahora lo que necesitamos es una solución del corazón del Perú, que es un corazón que quiere la paz, no la violencia, que quiere el progreso, que quiere que estos chiquitos crezcan y sean ingenieros como Martín Vizcarra”, acotó.

PPK, además, se refirió a las críticas de que el Gobierno no ha querido solucionar el problema de estos gremios más radicales del magisterio nacional. Aseguró que él cumple con su trabajo muchas veces en silencio y que está acompañado de un “magnífico equipo”.

“Quiero decirles que trabajo a veces silenciosamente, tengo un magnífico equipo y estamos listos para que todo el Perú tenga agua potable y todo el Perú esté conectado”, refirió.

Cabe precisar que en más de una oportunidad desde el Ejecutivo se mostraron esquivos ante la posibilidad de dialogar con estos grupos de maestros, ya que los acusan de tener motivaciones políticas vinculadas al Movadef. Sin embargo, según las declaraciones de PPK de este martes, el Gobierno ha decidido entrar a negociar para no seguir perjudicando a los miles de estudiantes que, en muchos casos, llevan más de un mes sin clases.