El número de víctimas mortales a causa de la COVID-19 sigue incrementados en la región de Puno. Ayer se reportó el fallecimiento de una mujer de 63 años de edad, quien fue internada el último viernes al hospital EsSalud de Juliaca y se convierte en la cuarta víctima.

La paciente, quien también padecía de tuberculosis miliar, dejó de existir pasada las 5 de la tarde del último sábado. Un galeno de este nosocomio confirmó sobre la muerte y refirió que ya se tomó las medidas que corresponde, sin embargo, manifestó que los detalles deberían ser informados por el comando regional, que hasta ayer no emitió ningún comunicado.

De acuerdo al último reporte epidemiológico del Comando Regional de Operaciones COVID-19 de Puno, son 195 infectados confirmados. Los casos fueron diagnosticados a través de pruebas moleculares y rápidas.