Tras el requerimiento de revocatoria de comparecencia con restricciones por prisión preventiva del Gobernador Regional, Walter Aduviri Calisaya, por incumplimiento a un mandato judicial, el exconsejero regional, Walter Paz Quispe Santos, consideró que dicho pedido será aceptado por el Poder Judicial y habría cambios en la gestión del gobierno regional de Puno.

Refirió que los permanentes viajes de Aduviri a Lima e incluso al extranjero debieron ser comunicadas a las autoridades judiciales, pero al no hacerlos, se atendría a una prisión preventiva hasta que se dicte la sentencia por el sonado caso del Aymarazo.

De igual manera, no dudo en indicar que la autoridad regional se fugaría si no se acepta la prisión preventiva, pues se trata de una persona orgullosa, que no aceptaría estar encarcelado. Incluso, auguró que hoy no se presentaría a la audiencia programada para las 2:30 de la tarde.

Es preciso indicar que, el fiscal Juan Monzón Mamani, de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Puno, planteó este requerimiento ante el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia, que despacha el juez Youl Riveros Salazar.

El pedido fiscal se sustenta en el hecho de que el acusado incumplió varias medidas restrictivas dictadas por el citado Juzgado en octubre del 2012, cuando inició el proceso contra los dirigentes del ‘Aymarazo’.