Alega que el Estado siempre ha perjudicado a los habitantes de las comunidades originarias de todo el Perú, con la imposición de decretos supremos.

Walter Aduviri Calisaya, principal acusado del caso “aimarazo”, anunció que interpondrán una demanda en contra del Estado Peruano, por haberles ocasionado daños y perjuicios. Esta acción la efectuarán una vez que finalice el proceso judicial que afrontan desde el año 2011.

Advirtió que cualquiera que fuese el resultado, es decir, sentencia absolutoria o condenatoria, ellos procederán con la demanda por incumplimiento y omisión de funciones; sin embargo, no precisó el monto de resarcimiento económico que deberá pagar el Estado a favor de los 18 acusados.

“Si es que la sentencia fuera en contra o en favor, igualito vamos a proceder con la demanda, pero antes lo que queremos es terminar este proceso judicial, para que no nos digan después que estamos entorpeciendo, queremos que termine rápido este proceso”, expresó.

Agregó que conversarán con los perjudicados de esa jurisdicción de cuántos millones va a ser el resarcimiento, debido a que, a su criterio, el Estado Peruano lo que ha hecho a las comunidades originarias es darles “la pata del caballazo limpio”.

“El Estado Peruano nos ha perjudicado y nos ha hecho un daño enorme, no a mí, sino a todas las comunidades de la jurisdicción del sur de Puno, les han impuesto decretos supremos a ‘rajatabla’, como estaríamos en un Estado dictatorial. Nunca se cumplió el convenio 169 de la OIT”, puntualizó.

Según Aduviri, el Estado Peruano nunca ha reconocido los derechos de los habitantes de las comunidades originarias, quienes tampoco han sido atendidos en sus necesidades, y siempre se han aprovechado de ellos; en tal virtud, sus hermanos vienen tomando la debida nota.