Desde tempranas horas de la mañana, los Unkakos provenientes de diferentes comunidades del distrito de Macusani, llegaron hasta la capital de la provincia para cumplir con la tradicional visita a las instituciones.

La tradición de estas comunidades indica que los comuneros de Pacaje, Tantamaco, K´atacancha entre otros, se concentran desde la noche del sábado para vestir a los “Unkakos” que realizaran la posterior visita a las instituciones, el siguiente lunes de carnavales.

Se refiere que al cuarto donde el “Unkako” será vestido no podrá ingresar una dama como tradición cultivada desde antaño. A media noche el Unkako sale de la habitación y hace sonar el primer ondazo como señal de que se inicie con el recorrido desde la comunidad a la ciudad.

A los guerreros, los acompañan una comitiva de comuneros que tienes diferentes cargos hasta llegar al distrito de Macusani. Ya en la ciudad, las autoridades de diferentes instituciones realizan la recepción a cada delegación y tras ello los Unkakos pasaran a retirase hasta sus respectivas jurisdicciones para iniciar con la demostración masiva de la danza que data desde tiempos incaicos.