CONGRESO RECHAZÓ MOCIÓN DE VACANCIA PRESIDENCIAL
Tras más de 14 horas de sesión plenaria en el Congreso, que ayer debatió la vacancia presidencial, llegó un mensaje de esperanza. “Peruanos, mañana [hoy] empieza un nuevo capítulo en nuestra historia: reconciliación y reconstrucción de nuestro país. Una sola fuerza, un solo Perú”, escribió el jefe del Estado, Pedro Pablo Kuczynski.

En tanto, en su vivienda, en San Isidro, el Presidente de la República junto con su esposa, Nancy Lange, saludaban a los simpatizantes que llegaron para expresarles su felicitación. Flanqueado por su cuerpo de seguridad, el Dignatario se animó a recorrer las calles. Mientras, los ministros de Estado fueron llegando.

La expectativa del país había acabado pasadas las 23:00 horas. La moción de vacancia presidencial 4710 por “permanente incapacidad moral” obtuvo 79 votos a favor, 19 en contra y 21 abstenciones. Se requerían 87 votos para que el Mandatario dejara el cargo y le cediera la posta al primer vicepresidente, Martín Vizcarra.

A la hora del cómputo de la asistencia se encontraban en sus curules 119 legisladores. Diez congresistas de Nuevo Perú abandonaron el hemiciclo.

Espíritu democrático

Al término de la votación, la segunda vicepresidenta y jefa del Gabinete Ministerial, Mercedes Aráoz, expresó que “hay espíritu democrático y expectativa en que el día de mañana se empezará a vivir en reconciliación nacional, en un espacio de paz, por el bien de nuestros pobladores”.

En declaraciones a la prensa desde el Parlamento, manifestó que cada ciudadano en el Perú “quiere vernos trabajar juntos”, con el fin de lograr lo mejor para la población.

“Estoy segura de que aquí no habrá, de ningún lado, ningún acto de soberbia; todo lo contrario, lo que habrá siempre es la apertura al diálogo. No queremos entrar en procesos dolorosos para el país”.

Asimismo, agradeció el voto de conciencia, incluso a los congresistas que respaldaron la vacancia.

La sesión plenaria, a cargo del titular del Parlamento, Luis Galarreta, se inició a las 9:31 horas con el quórum reglamentario: 108 congresistas presentes.

Ante el pleno, el Presidente de la República ratificó que jamás ha recibido un soborno, coima o prebenda que haya torcido su voluntad o comportamiento, y advirtió que lo que estaba en juego en el debate de la moción de vacancia era la estabilidad democrática y el futuro del país.

“Ni mi empresa ni yo hemos contratado con el Estado. Todo en mi vida lo he logrado a base de esfuerzo y trabajo honesto. Hoy [ayer] estoy aquí, frente a ustedes, para decirles, mirándolos a los ojos, que no soy corrupto y que no he mentido”.

Dijo que se presentaba ante el Parlamento, y ante los más de 30 millones de peruanos, a los que debe su elección, con la seguridad de su inocencia y con el objetivo de demostrarla, para responder a las “acusaciones infundadas” de las que ha sido víctima en los últimos días.

“Jamás he favorecido a ninguna empresa o persona durante mi gestión como ministro de Energía, Economía o jefe del Gabinete. Tampoco lo he hecho desde que soy presidente. Lo que aquí está en juego no es la vacancia de un presidente, sino la democracia, que tanto le costó al Perú recuperar, la estabilidad de un país próspero”.

Aseguró que no ha tenido un vínculo profesional con Odebrecht y ratificó que la relación que esta empresa tuvo con Westfield nunca le fue comunicada.

“Durante los años que tuve el honor de ser ministro, esta compañía fue gestionada y dirigida por el señor Gerardo Sepúlveda”.

Sostuvo que existen documentos que demuestran que Sepúlveda era el gestor de la compañía, era quien administraba, firmaba los contratos y desarrollaba los servicios, y así lo reconoce la propia Odebrecht.

“Cuando decidí que el señor Sepúlveda gestionara la compañía, lo hice para evitar cualquier incompatibilidad. Además, le exigí que durante mi paso por la gestión pública no hubiera comunicaciones referidas al negocio, es decir, que se creara entre él y yo una muralla infranqueable”.

Conflicto

El Jefe del Estado señaló que precisamente ello no le permitió identificar la existencia de pagos de Odebrecht. Por eso lamentó no haber advertido ese conflicto, pero subrayó que eso no lo convierte en un corrupto ni en gestor de intereses ni supone alguna infracción a la Constitución.

“Hay quienes pretenden convencerlos de una mentira que no existe. Tampoco existe un solo medio de prueba. El pedido de vacancia señala que esta supuesta mentira no requiere mayor corroboración. La estrategia es obvia”.

Ante ese escenario, pidió a los congresistas que no se sumaran a esa estrategia ni se dejaran confundir porque quienes lo acusaban no aceptaban que sus denuncias fueran sometidas a corroboración, a un debate ni menos a un proceso debido.

“No está en juego mi permanencia en el cargo, está en juego la estabilidad democrática, no apoyen una vacancia sin sustento porque el pueblo no olvida ni perdona”.

Al concluir la primera parte de su intervención ante el pleno, el Presidente le cedió el turno a su abogado, Alberto Borea, quien recalcó que “ganar dinero, recibir dinero por dividendos no es igual a coima ni a corrupción”.

Declaración

Además, el constitucionalista dijo que el Jefe del Estado declaró ante la Sunat y en el extranjero todos sus ingresos del 2004 al 2007.

“Y todos los pueden ver […] y en las declaraciones juradas se declaran los dividendos que recibió de la empresa Westfield Capital. ¿Dónde está el engaño?, es una verdad oficial”.

Precisó que la ley no le prohíbe al Dignatario ser accionista de una empresa, “él delegó la gestión, no existe ninguna prueba en contrario, Sepúlveda ha dicho que PPK no conoció los contratos cuando fue ministro y primer ministro”.

“En consecuencia, no mintió, no ocultó […]. El presidente Kuczynski nunca le ha mentido al Estado peruano”.

Antes de retirarse del hemiciclo, el Jefe del Estado formuló un nuevo llamado a los congresistas: “Sé que aman a su país, actúen en consecuencia. Está solo en sus manos salvar la democracia o hundirla por mucho tiempo”.

Recuerdan a Belaunde Terry

Durante el debate multipartidiario, Víctor Andrés García Belaunde (AP) se refirió a la presencia de observadores de la OEA y para ello rememoró que una delegación similar vino al Perú en el 2000 para hacer un papelón en vez de hacer algo bueno.

Recordó al expresidente Fernando Belaunde Terry, quien –dijo– fue un exitoso mandatario. Recordó que murió sin casa, sin carro, en la pobreza. Subrayó que Belaunde creía en la verdad y llevó a la práctica la trilogía andina: Ama llulla, ama quella y ama sua.

Por su parte, Miguel Torres (FP) señaló que la moción no es inconstitucional. Subrayó que los representantes son elegidos para ayudar a los más necesitados o las grandes mayorías, y no para beneficiarse. “Hemos sido testigos de que quienes se aprovechan del Estado se juntan, se defienden y se aferran al poder sin importarles el daño que se ocasiona al país”.

En tanto, el legislador Marco Arana (FA) se manifestó “en contra de una política antidemocrática y autoritaria de la mayoría del Parlamento”.

Detalles

Tras concluir su intervención, el Jefe del Estado abandonó el hemiciclo de sesiones acompañado por sus vicepresidentes Martín Vizcarra y Mercedes Aráoz.

La exposición del Mandatario y de su abogado se prolongó por cerca de dos horas y media. A su ingreso y salida del Parlamento, el Presidente recibió los honores correspondientes a su alta investidura.

Más tarde, vizcarra y Aráoz expresaron su respaldo. “Estamos contigo. Somos tu equipo”.