Simona Turpo, natural del sector Quenamari en el distrito de Antauta es la persona que quedó con severas lesiones mientras intentaba acabar el dantesco incendio que se registró este domingo que afecto a cientos de hectáreas de pastizales.

En comunicación con radio Altura, los pobladores contaron el drama que vivieron durante el incendio. “El fuego apareció de pronto, corrimos junto a nuestros animalitos para salvar nuestras vidas” contó Elva en medio del llanto desde el distrito de Ajoyani.

“No hay nada que puedan comer nuestros animales, todo se lo quemó” comentó Florencia otra de la afectadas. Las vicuñas que estaban al interior de los cercos buscaban salir de ellas para salvar también sus vidas.

Además, hay viviendas que se quemaron por el fuego cuyas llamas alcanzaron casi los 5 metros de altura a más. Piden la intervención de las autoridades provinciales y regionales tras esta tragedia.